Una Mujer Presidenta para México Ya!

Una Mujer Presidenta Ya! es lo México necesita para alcanzar la igualdad sustantiva en el ejercicio del poder político y en la toma de decisiones para consolidar una democracia paritaria, presentativa, participativa y efectiva. Una democracia que incorpore las tendencias constitucionales y políticas actuales en pro de la ciudadanía y para cumplir con el compromiso de los gobiernos de cambiar el mapa político a nivel global para ser más igualitario y equitativo. Una Presidenta para México en el 2024, sería una acción afirmativa para el ejercicio electoral real, utilizando las nuevas reglas del juego para romper el techo de cristal patriarcal y consolidar la paridad en todo.

Una Mujer Presidenta, “paridad presidencial” es prioridad en la Agenda de género, la elección del 2024 tendrá la influencia del liderazgo y la participación política de las mujeres,  porque es lo único que nos hace falta a las mujeres por conquistar, después de los últimos dos procesos electorales en el que ya tenemos una Legislatura Paritaria, una Mujer Presidenta en la SCJN, y cada vez más mujeres gobernadoras y presidentas municipales y que el 67% de las personas avalan a una mujer para presidenta, hay que reafirmar que tendremos una Presidenta de la República, en el que la gran favorita  por su trayectoria es la doctora Claudia Sheinbaum Pardo.

Retomo la entrevista de Porfirio Muñoz Ledo por Reforma en junio de 2021, “Una Mujer Presidenta es Posible” en el que refiere “yo quiero afirmar de nuevo lo que vengo diciendo desde el principio del sexenio, y ahora tiene un amplio campo de realización y muchas posibilidades de concreción, que es que la próxima Presidenta de México debe ser mujer”. Y también nos adelanta “Debemos estar preparados para ello y verlo como una prioridad nacional, porque sería la más grande acción afirmativa que pudiera haber en favor de las mujeres, que la jefa de Estado sea mujer. Es muy importante y se han dado las condiciones, por lo que los partidos políticos deben hacerlo su causa”.  La congruencia y optimismo de Porfirio Muñoz Ledo nos dan la certeza que tenemos las condiciones políticas para tener una próxima mujer Presidenta.

Las Jefas de Estado más distintivas que hemos tenido a nivel global en los últimos tiempos, reafirman la capacidad de las mujeres líderes o soberanas para ejercer las funciones de representación del Estado. Con el título de Reina, Emperatriz, Presidenta, Gobernadora General, Gran Duquesa, Zarina, Princesa, Canciller Federal, Primera Ministra, asi han estado catalogadas en el Consejo de Mujeres Líderes Mundiales, en el que hay muchas que nos representan como Angela Merkel, Laura Chinchilla, Ruth Dreifuss, Theresa May, Dilma Rousseff, Margaret Thatcher, Ruth Dreifuss, Reina Isabel II, Michele Bachelet, Reina Isabel II, Catalina la Grande, Suiko, Isabel Perón, Xiomara Castro y la primera presidenta en el mundo  Sirimavo Bandaranaike.

Las mujeres han ido ganando espacios en la política como Presidentas  en todo el mundo, un logro del impuso de legislaciones y procesos políticos electorales a lo largo del tiempo, que cada vez reafirma más el compromiso de los gobiernos con el empoderamiento femenino y la igualdad de género en la esfera del poder. La ONU en su informe del Dia Internacional de la Mujer 2023, sostiene que hay 17 mujeres que se desempeñan como presidentas o primeras ministras, una representación que equivale al 22.8% en los gabinetes de los gobiernos globales, que con el ritmo actual la igualdad en las más altas esferas de decisión se logrará dentro de 130 años.

Las mujeres presidentas actuales son Katerina Sakellaropoulou Grecia, Zuzana Caputová Eslovaquia, Kersti Kaljulaid Estonia, Xiomara Castro Honduras, Samia Suluhu Tanzania, Margarita Reina de Dinamarca, Halimah Yacob Singapur, Bidhya Devi Bhandari Nepal, Tsai Ing-wen Taiwán, Sandra Mason Barbados, Paula-Mae Weekes Trinidad y Tobago y las Primeras Ministras que hacen la misma función son Sanna Marin Finlandia, Katrín Jakobsdótirr Islandia, Erna Solberg Noruega, Mette Frederiksen Dinamarca y Victoire Tomegah Dogbé Togo, todas ellas hay que nombrarlas para tener una referencia geopolítica de género de mujeres de poder,  y sobre todo para saber en qué países  se ha roto el techo de cristal en la máxima cúpula de poder en el mundo.

Aunque más mujeres que nunca hoy ocupan puestos políticos de altos mandos, la paridad, aún está lejos de alcanzar la igualdad en la política, por lo que es vital en los gobiernos impulsar los gabinetes paritarios y la representación paritaria en todos los puestos de poder, para formar cuadros de mujeres con expertis politica para ocupar estos puestos ejecutivos del más alto nivel como son las presidencias o jefaturas de estado. La desproporción paritaria se marca en cifras, a nivel global de 193 países, en los últimos 30 años las mujeres han representado las presidencias de un 7.2%, 19.7% a 22.8% en 2019 teníamos 10 mujeres presidentas, en 2020 respectivamente 20 presidentas, actualmente en 2023 a 17 presidentas, en el que en América Latina solo hemos tenido 13 presidentas en el transcurso del tiempo y en México no se ha logrado alcanzar esta meta y no hemos tenido ninguna.

En México después de la aprobación de la Reforma Constitucional de Paridad entre Géneros que reafirma el principio de paridad en todos los cargos de poder, y posteriormente del ejercicio electoral del 2021 tenemos a 9 gobernadoras, de las cuales una de ellas Claudia Sheinbaum jefa de gobierno de la Ciudad de México es la mejor posicionada y calificada para ser la candidata a la presidencia de la república en la elección del 2024. Haciendo un recuento hemos tenido 6 candidatas a la presidencia, Rosario Ibarra de Piedra, Cecilia Soto, Marcela Lombardo, Patricia Mercado, Josefina Vázquez Mota y Margarita Zavala en el que no hemos obtenido éxito, a diferencia de otros países de América Latina que ya han logrado tener una mujer presidenta como Argentina, Brasil, Chile y Costar Rica.

 

Claudia Sheinbaum tiene un gran potencial y resiliencia política para llegar a ser la primera Presidenta de México, no solo porque lidera las encuestas que a escala nacional indican que va por más de 11 puntos, sino porque hay otro componente  de género, que representa el liderazgo y el empoderamiento femenino con verdaderos logros en su gobierno y empatía con la ciudadanía, ese ingrediente que hace falta para eliminar la brecha de género en la esfera de poder, esa brecha que aun tiene presencia en los distintos niveles de los poderes del Estado y en las gubernaturas y que las mujeres estamos rompiendo. Estamos en vías de poder consolidar la paridad en todo para el 2024, sin duda Claudia Sheinbaum es la candidata ideal para consolidar la democracia paritaria en México, y tener por fin por primera vez una Mujer Presidenta que nos represente a todas las mujeres, al movimiento feminista, a la lucha de las mujeres en este país  y que empodere la igualdad en el poder.

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram

Recomendado

Mándanos un mensaje