Ley 3 de 3 contra la violencia en la agenda para la elección del 2024.

La Ley 3 de 3 contra la violencia aprobada en el Congreso de la Unión, es una reforma constitucional que reforma y adiciona los artículos 38 y 102 de la Constitución Política sobre la suspensión de derechos de una persona para ocupar un cargo de elección popular, empleo o comisión del servicio público en los 3 poderes y 3 órdenes de gobierno, que haya sido declarada o sentenciada como agresor sexual, deudor de pensión alimenticia, o violencia familiar, herramienta vital para el avance de  los derechos políticos electorales de las mujeres, ya que será aplicable para las elecciones del 2024.

 

La Ley 3 de 3, es una iniciativa impulsada por Las Constituyentes CDMX y el movimiento feminista en el proceso electoral del 2020-2021, que logro que el  INE estableciera los “Lineamientos para que los partidos políticos nacionales y locales prevengan, atiendan, sancionen, reparen y erradiquen la violencia política contra las mujeres en razón de género”  para cambiar las reglas del juego en el ámbito político y electoral al establecer medidas de paridad y violencia de género para que ningún agresor, deudor y violentador llegara al poder y la creación del Registro Nacional de Personas Sancionadas en Materia de Violencia Política contra las Mujeres en Razón de Género, el cual hasta el día de hoy tiene 324 personas registradas y 287 sancionadas.

 

La 3 de 3 plantea 2 cosas super importantes, en el articulo 38 “suprime los derechos de los ciudadanos por tener sentencia firme en la comisión de delitos contra la vida y la integridad corporal; contra la libertad y seguridad sexuales, el normal desarrollo psicosexual; por violencia familiar, violencia familiar equiparada o doméstica, violación a la intimidad sexual; por violencia política contra las mujeres en razón de género, en cualquiera de sus modalidades y tipos y por ser declara como deudora alimentaria. En el que textual dice que ninguna persona podrá ser registrada como candidata a cualquier cargo de elección popular, ni ser nombrada para empleo, cargo o comisión en el servicio público. El artículo 102 señala que para ser titular de la Fiscalía General se requiere tener el ejercicio pleno de sus derechos. En conclusión, la Ley 3 de 3 reconoce a rango constitucional que la persona que incurra en conductas y delitos de violencia de género no será merecedora a ningún cargo de poder.

 

Para materializar la Ley 3 de 3 contra la violencia rumbo al 2024, se requiere de la acción legislativa y de que esta reforma constitucional sea ratificada en los estados, aunque ya hay un avance previo y ha sido aprobada en el Estado de México, Chihuahua, Baja California Sur, Sinaloa, Jalisco, Nayarit, Morelos Querétaro, Oaxaca y Yucatán y presentada en varios estados como Hidalgo y Puebla, y de que la SCJN la ha declarado constitucional derivado de controversias jurídicas, aun hace falta armonizar esta reforma para que sea una realidad en la elección que tenemos en el 24 y se puedan escanear a todas aquellas personas que desean participar en el proceso y estén bajo estos preceptos para que los partidos políticos acaten la Ley y les cierren las puertas.

 

La Ley 3 de 3 es un instrumento feminista que empodera la igualdad sustantiva es el poder, ya que cerrara la brecha y la desigualdad en el sistema político y dignificará el ejercicio público y la política, en el que  su primer reto será el proceso electoral del 2024, que como primera acción afirmativa instruirá al INE y al TEPJF a dictaminar sentencias, acuerdos y lineamientos en la materia y obligará a los partidos políticos a pasar un checklist en sus estatutos y documentos orgánicos para que cumplan con los principios de certeza, legibilidad e idoneidad  para acreditar precandidatos y candidatos a puestos de elección popular que no estén bajo los supuestos de la Ley.

 

En la agenda de las mujeres, la Ley 3 de 3 y su cumplimiento en el proceso electoral del 2024 es prioridad, es estratégico vigilar que las autoridades electorales y los partidos políticos cumplan con la legislación aprobada. Ley 3 de 3 contra la violencia es una consigna para el movimiento feminista, nunca más queremos que ningún agresor, violentador o deudor alimentario llegue al poder, se trata de luchar por nuestros derechos que hemos ido conquistando, desde el Voto femenino, hasta la aprobación de las reformas constitucionales de paridad en todo y de violencia política.

La reforma constitucional de la Ley 3 de 3 contra la violencia, es la cereza del pastel para la elección del 2024, esta ley empodera los derechos humanos de las mujeres y visibiliza la violencia de género que ejercen los hombres de poder y la complicidad del sistema patriarcal, así como impulsa subir el nivel de ética pública y política de las personas que ocupan un puesto relevante en la vida democrática del país, para lograr la democracia paritaria. Rumbo a la elección del 2024 hay que levantar la voz, hoy es Ley, #NingunAgresorAlPoder.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Redes Sociales

Te puede interesar

Get The Latest Updates

Subscribe To Our Weekly Newsletter

No spam, notifications only about new products, updates.

Categorías