La 4T abraza a los delincuentes

A los que se debe de cuidar es a quienes respetan la ley, a quienes trabajan, a quienes luchan todos los días por sacar adelante a su familia, a quienes estudian. Se cuida a las mujeres, a los niños, a los adultos mayores, no a los delincuentes.

El país atraviesa una alarmante crisis de inseguridad y el gobierno no solo abraza, sino que protege a los delincuentes. Desde que Morena llegó al gobierno, han asesinado a más de 120 mil personas, es decir, en promedio al día matan a más de 95 personas en nuestro país.

Se tiene registros de personas desaparecidas desde 1964, pero uno de cada tres desaparecidos en nuestro país se ha dado con el actual gobierno. Más de 25 personas salen de sus hogares cada día y no regresan.

Aunado a ello, México se ha convertido en el peor país para ejercer la libertad de expresión y la defensa de derechos humanos. En lo que va de esta administración, 60 periodistas han sido asesinados. Tan solo en 2022, han sido 11 y apenas vamos en mayo. A ello se le suman los más de 100 defensores de derechos humanos que han perdido la vida por su actividad.

Ante este panorama, es incomprensible que el presidente de la República sostenga: “cuidamos a los integrantes de las bandas”. A los delincuentes no se les cuida, se les atrapa y se les sanciona. A los delincuentes no se les abraza, se les detiene y se les lleva a la cárcel.

El presidente Andrés Manuel López Obrador tiene equivocadas sus responsabilidades. A quienes se debe de cuidar es a quienes respetan la ley, a quienes trabajan, a quienes luchan todos los días por sacar adelante a su familia, a quienes estudian. Se cuida a las mujeres, a los niños, a los adultos mayores, no a los delincuentes.

Con este gobierno, las víctimas no logran justicia, ni verdad, ni garantías de no repetición. Los abrazos que tanto se promueven desde la palestra presidencial no han resuelto el problema de inseguridad y este gobierno ha fallado en su estrategia, contribuyendo con ello a un clima de mayor impunidad, mayor inseguridad y mayor letalidad para los mexicanos.

El gobierno federal no está atendiendo el problema, la delincuencia organizada está desbordada y está exponiendo a los mexicanos en su patrimonio, en su vida y en la de sus familias.

Con su mensaje, el presidente de la República deja claro que no conoce la ley, porque el marco jurídico mexicano establece acciones para detener y sancionar a los delincuentes. Los mexicanos que han sido víctimas de la delincuencia no merecen esta respuesta del Ejecutivo federal. Merecen un país seguro donde se castigue a los que roban, violan, matan, agreden o extorsionan.

No se debe encubrir ni proteger a la delincuencia. No se puede estar de lado del crimen. Urge que se proteja a los buenos mexicanos.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram

Recomendado

Un circo, tres pistas y el cirquero.

Más evidente imposible. La realidad, aunque muchos se empeñan en evadirla, describe de manera inmejorable la representación política. Aquel concepto creado para sustituir a la

Fiestas Patrias Feministas

Las fiestas patrias celebran la proclamación del Grito de la Independencia de la Nación, en el que se dio el acontecimiento más importante de la

Mándanos un mensaje