Escenario: Ni hay nueva política y ni el PRI está muerto

Hace 30 años se pensó crear en un sistema Partidista que como decía la teoría, estaría representando a la población. Entonces se trató de construir un sistema participativo y democrático. Desafortunadamente, después de estos años los partidos políticos terminaron siendo negocios.

El pasado 10 de julio en la presentación de la propuesta de gobierno 24-30 de Mexicolectivo, Dante Delgado señaló que “en México hacen falta opciones, políticas nuevas, modernas, alejadas de las viejas formas que ya fracasaron”. Sin embargo, todos los días Dante y los dirigentes de los demás partidos políticos incluyendo el propio Presidente de la República nos demuestran que la vieja política es vigente, está viva y la representan todos. Todos es todos.

Por ejemplo: Dante Delgado y su partido Movimiento Ciudadano, que no es ni nuevo ni ciudadano, nos demostró una vez más que lo único nuevo (valga la redundancia) que trae es la publicidad, porque  sus viejos hábitos y costumbres, no cambian, como pudimos apreciar en la presentación del mencionado programa de gobierno, el culto al personaje, el desfile de políticos del PAN, PRD y PRI, sí, leyó usted bien, esos que dice que con ellos ni a la esquina, en fin nada nuevo.

Ahora resulta que tener un publicista, un creativo y un conjunto de slogans alcanza para hacer una nueva política.  Ahora resulta, que el PRI la segunda fuerza política del país en cantidad de votos (18%) está muerto, y que MC con el 7%  es la segunda fuerza. No señores. La política es mucho más que eso, hay que ser serios. Dante Delgado no puede afirmar que el PRI está muerto, porque  a pesar de sus dirigentes es la segunda fuerza nacional después de Morena, por lo cual es imposible que este muerto. 

El problema del Revolucionario Institucional es de conducción y la falta de visión de sus dirigentes, sin embargo para este instituto político es perfectamente factible trazar una ruta de recuperación que pase por las elecciones del 2024, el cambio de su dirigencia nacional en el 2025, y que pase por un proceso de refundación en el 2026, que le permita la competitividad en el 2027, cuando Morena este en franca caída y nos haya mostrado a los ciudadanos todas sus miserias.

Las miserias de todos los partidos políticos las conocemos de sobra, ahora solo nos falta terminar de conocer entre el 2024 y el 2027 las de Morena. A partir de ese momento se abre una nueva oportunidad para PRI, como un partido real para iniciar su recuperación.

El único partido que tiene posibilidades de ser partido político en el siglo XXI paradójicamente es el PRI, ya que al perder la presidencia de la República y la mayoría de las gubernaturas se quedó sin dueño. Alito solo es el gerente temporal en turno, tarde o temprano se va a ir. Los que dejaron al PRI tenían la responsabilidad y una oportunidad histórica de ser para el resto de los partidos políticos de este país un ejemplo a seguir y convertir a los partidos políticos en verdaderos representantes de la sociedad, no de los intereses de sus dueños y Gerentes.

Es una verdadera lastima que no hayan entendido la importante responsabilidad que tenían en la reconducción del PRI. Porque el PRI no es de Alito, ni es Alito. Hoy, existen más priistas de closet que priistas con registro, y van a salir cuando el actual dirigente se vaya.

Porque a pesar de sus circunstancias el PRI es el único partido democrático, que no tiene dueño como lo tienen Morena, MC, Verde, PT y PRD, y  porque el dueño de Morena para ese entonces va a andar en  “La Chingada” (el Rancho de Andrés Manuel López Obrador en Tabasco).

Los encuestadores que le dijeron a Dante Delgado que el PRI está muerto y que MC es segunda fuerza,  es claro que no saben de política, no saben leer los números, y evidentemente hicieron un trabajo a modo.

Afirmar que Movimiento Ciudadano es segunda fuerza, exhibe que no han revisado bien las estadísticas,  basta consultar los resultados de  la elección del 2021 y 2023, para darse cuenta que el animal político que es Dante Delgado se ha dejado engañar por sus publicistas y por el marketing político.

Sí, Dante Delgado quien se dice diferente y asegura que su partido es ciudadano, terminó cayendo en la misma dinámica que el resto de los dirigentes de los partidos políticos.

Como dice la canción “Miénteme más que me hace tu maldad feliz”.

Y no es pregunta.

@MarthaGtz

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Redes Sociales

Te puede interesar

Get The Latest Updates

Subscribe To Our Weekly Newsletter

No spam, notifications only about new products, updates.

Categorías