El poder del Estado contra Xóchitl

Recuerdo a López Obrador atravesando el pasillo central del recinto de la Cámara de Diputados el 7 de abril de 2005, donde sería objeto de un desafuero inusitado por no cumplimentar un amparo promovido por la disputa de un predio expropiado por el gobierno de la capital para abrir un camino hacia un hospital privado en Cuajimalpa.

Increíble un asunto tan común que enfrentan los gobiernos locales y municipales derivara en la solicitud de la PGR para que la Cámara se erigiera en Jurado de Procedencia para desaforarlo.

Circulaba en la opinión pública que el autor del desafuero en realidad había sido el Presidente Fox. La reacción de la opinión pública, incluso internacional contra ese despropósito, obligó a Fox a otorgarle el indulto. Andrés dijo entonces que la actuación del gobierno federal tenía una clara intencionalidad política de bloquear y eliminar la posibilidad de que participara en el proceso electoral del 2006. Pues lo mismo está haciendo él, contra Xóchitl Gálvez, pero mucho peor. Pretender sacarla, con malas mañas, de una futura contienda electoral usando el poder presidencial es un arma de doble filo, termina convirtiéndose en un bumerán.

Desde que la senadora hidalguense aceptó participar en la construcción del Frente Amplio por México, López ha usado las mañaneras para denostarla con burlas clasistas, racistas y misóginas, mostrando su doble moral respecto a los pobres que aspiran a dejar la pobreza y tener una profesión. Le molesta porque es una mujer libre, preparada y exitosa. Es el surgimiento de una figura con todas las condiciones para ganarle a cualquiera de sus corcholatas y sobretodo ganarle a él.

Ante el escarnio y amenazas por parte de quien en realidad conduce la elección hacia el 24, ella ha respondido con inteligencia y buen humor, y con un crecimiento permanente de simpatías más allá de los partidos que integran el Frente Amplio.

Quienes conocemos a Xóchitl sabemos se crece con los retos y en lugar de achicarse, le contesta sonriendo que vender tamales -o gelatinas- es un trabajo digno. Lo que no se vale es que las niñas y niños tengan que hacer ese trabajo para sobrevivir; ese asunto es muy sensible para ella, como lo es la inseguridad y la intentona de desaparecer las policías municipales y el crecimiento de la militarización; la falta de servicios públicos, de educación, nutrición y alternativas para el desarrollo de pueblos indigenas y comunidades rurales y suburbanas. Lo mismo le preocupa se cumplan los Acuerdos de Larraizar que los Acuerdos de París para un desarrollo sostenible y sustentable, para la paz. Energías limpias es el futuro del mundo.

Hoy recurre por tercera ocasión a la ley para denunciar a López quien la ha difamado al señalar se ha beneficiado por contratos con el gobierno por 1,400 millones de pesos. Manipular documentos con nombres de empresas que pareciera los ha obtenido del SAT constituye un delito. El uso del poder de manera facciosa nos alerta sobre la similitud con Ortega o Maduro para acallar a líderes de oposición.

La ofensiva del presidente contra Xóchitl Gálvez tiene que ver con los datos objetivos que él tiene sobre al impacto social y crecimiento de simpatías que ha causado su decisión de ir hacia el 24. La puerta de Palacio no se abrió para su derecho de réplica, entonces ella decidió era necesario abrirla desde adentro: y va sumando apoyos para lograrlo.

Defensora de derechos humanos

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram

Recomendado

Mándanos un mensaje